Inicio

Empresa

Contactar

Administración de Fincas

Gestión de comunidades

Servicios inmobiliarios

Gestión de alquileres rentable

Solicitar Presupuesto

618 679 661

Cuando hablamos de seguros, todos tenemos más o menos claras las figuras del tomador, de la compañía aseguradora o del beneficiario; sin embargo, aunque estemos familiarizados con el término, en realidad muchas personas no saben exactamente qué es una correduría de seguros.

Qué es una correduría de seguros

Una correduría de seguros es una intermediaria entre una persona que desea contratar un seguro y las distintas compañías aseguradoras con las que trabaje este cliente pueda suscribir. Veámoslo más claro con un ejemplo: cuando una persona desea contratar un seguro de hogar para su vivienda, tiene dos opciones:

  • Contactar con un agente de seguros perteneciente a una determinada compañía aseguradora, pedirle presupuesto y, en caso de ser conforme, firmar la póliza correspondiente;
  • o puede contactar con una correduría de seguros, explicarle cuál es el seguro que desea contratar y los requisitos que el mismo debe tener, y la correduría se encargará de solicitar presupuesto a diferentes compañías aseguradoras y asesorar al cliente sobre cuál es la opción que mejor le conviene, encargándose de todas las gestiones para que esa persona finalmente suscriba la póliza con la compañía seleccionada.

Para tener la consideración de correduría de seguros, los requisitos que deben cumplirse son los siguientes: que su titular cuente con el pertinente Título de Corredor de Seguros del Grupo A debidamente homologada por la Dirección de Seguros y Fondos de Pensiones.

Ventajas de contratar un seguro en una correduría de seguros

Imparcialidad e independencia

Puesto que las corredurías de seguros trabajan con varias compañías, no solo pueden brindar mayor amplitud de oferta, sino que, al no tener compromisos de exclusividad ni preferencia con ninguna compañía aseguradora, su asesoramiento será siempre objetivo y dedicado a que cada cliente contrate la póliza que mejor se amolde a sus intereses.

Garantía de profesionalidad y formación

Habida cuenta de que el requisito fundamental para ser corredor de seguros es una formación reglada y específica, al trabajar con una correduría el trato será con profesionales cualificados que, en la medida en que su reputación va en ello, solo trabajan con las compañías aseguradoras que cuenten con mayor reconocimiento y competencia del mercado.

Asesoramiento personalizado y gratuito

El objetivo principal de todo corredor de seguros es la satisfacción de su cliente con los seguros que contrata, por lo que prestará atención a sus necesidades específicas en cada caso, sobre la base de una relación de confianza y trato cercano con cada cliente, máxime teniendo en cuenta que no será este quien abone sus honorarios habida cuenta los distintos convenios que tenga alcanzados con cada compañía aseguradora con la que trabaje.

Facilidad en la gestión y tramitación

El asesoramiento de una correduría no finaliza con la contratación de una póliza, sino que, dada su función mediadora entre la compañía y el asegurado, se encargarán de todos los trámites administrativos que sean necesario en caso de modificaciones o cancelaciones de la póliza, así como en la tramitación de siniestros, interviniendo en representación de los clientes ante las aseguradoras.

¿Qué tipos de seguros se pueden contratar en una correduría de seguros?

Generalmente se pueden contratar todos los seguros: seguros de coche, moto, caravana, autocaravana, vivienda, impago de alquiler, seguros de comunidades… hasta seguros de salud, vida o decesos. Si bien es cierto, que dada la alta competencia cada vez más existe una mayor especialización por tipos de seguros.

Por ejemplo, en Urbana Fincas los seguros que más trabajamos son los seguros de comunidades, los seguros de alquiler para evitar los impagos de renta y los seguros de hogar. Ya que gran parte del servicio que prestamos comos corredores de seguros asociados para nuestros clientes viene de la relación que tenemos con ellos a través de nuestro despacho de administración de fincas y gestión de comunidades en Zaragoza, y los servicios que también llevamos a cabo como agencia inmobiliaria en materia de alquiler de propiedades o venta.

Conclusión acerca del valor que aporta una correduría de seguros a los clientes:

En definitiva, a la hora de concertar pólizas de seguros, la mejor alternativa es recurrir a los servicios de una correduría de seguros, máxime en aquellos casos que requieran un mayor grado de especialización